Novahigiene le ofrece la posibilidad de integrar todo lo referente a la Seguridad e Higiene Alimentaria dentro de su extenso abanico de servicios y productos y obtener unos precios muy ajustados.

Con más de 15 años de experiencia, una decidida apuesta por la calidad y unos precios realmente ajustados, no es casualidad que contemos entre nuestros clientes con las empresas más exigentes en materia de higiene.

La Seguridad e Higiene Alimentarias, la implantación de Sistemas APPCC y la aplicación de Prácticas Correctas de Higiene le reporta además los siguientes beneficios:

  • Satisfacción de sus clientes. Buena reputación y prosperidad de su negocio.
  • Aumento de la vida de los alimentos.
  • Mejores condiciones de trabajo. Actitud positiva y bienestar para los empleados.
  • Consideración ante las autoridades sanitarias.

sistema appcc

¿Qué es el APPCC?

El APPCC es un sistema de autocontrol, es decir, permite a la propia Industria o establecimiento garantizar que los productos que en ella se manipulan o elaboran son inocuos para la salud.
El APPCC consiste en:

  • Analizar qué peligros puede presentar un alimento.
  • Identificar los puntos más importantes (Puntos Críticos), donde se pueden generar y controlar esos peligros.
  • Actuar sobre dichos peligros aplicando medidas de prevención.

seguridad alimentaria

¿Cuáles son las ventajas del sistema APPCC?

El Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico es un método preventivo, sistemático y estructurado que afecta a todo proceso de manipulación o fabricación de alimentos y permite garantizar su inocuidad. En la tabla siguiente se recogen sus principales ventajas:

Calidad e Higiene en la Manipulación de Alimentos.

  • Permite eliminar o minimizar los peligros de contaminación de los alimentos a lo largo de toda la cadena alimentaria.
  • Permite localizar los lugares y momentos en los que se puede producir un problema. De ese modo es posible establecer las medidas preventivas o correctoras más adecuadas antes de que el producto esté ya fabricado o elaborado.
  • Permite ofrecer alimentos más seguros y de mayor calidad. Esto revierte en una reducción de costes (sanitarios, económicos, de imagen…).
  • Permite a los establecimientos cumplir con los requisitos legales que exigen disponer de un sistema de aseguramiento de la calidad.

El Real Decreto 2207/1995, de 28 de Diciembre, por el que se establecen las normas de higiene relativas a los productos alimenticios, obliga a las empresas del sector alimentario a realizar diversas actividades de autocontrol, basadas en los principios de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico.